martes, 30 de noviembre de 2010

Poesía 331: Escenas

Escenas

Busco algo con lo que romper la escena en dos
y encuentro un puñal de palabras amargas,
caen en jirones los velos agarrados a la piel.

Una marioneta golpea la ventana en continuo
baile, y su quietud me irrita en lo profundo;
ni siquiera fuiste marioneta, me recuerdo,
sombra si acaso,
promesa de algo que nunca existió.

.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Poesía 330: Vertida en la superficie

Vertida en la superficie

aguardaba la onda que llegara y la hiciera sonar, como cabriola vibrante y urgente. Era herida su piel y en sus costillas los otros habían escrito con pez destinos de mujer enjambre. Ardiendo en mente y camino, hilvanaba sangre de antiguos recodos con súplicas presentes. Pero se cansó de esperar, apartó el agua sobrante de sus ojos y en su lugar acunó patios, remendó caminos, arrimó madera a los fuegos vivos, señaló en algún lugar de su mano su destino y emergió del agua para encontrarse en los tramos de la tierra que ya eran suyos.

.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Poesía 329

Cuando el dolor es dolor y punto, no hay paréntesis que amortigüe su efecto.

.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Poesía 328: Sin excusas

Sin excusas

Ya no hay excusas para seguir siendo adultos,
el trigo está sembrado,
la tierra en su punto,
recojamos lo sembrado, amor,
ya no hay excusas para ser adultos.

.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Poesía 327: Alquimia

Alquimia

Escribir es amanecer en ventanas profundas,
es tatuar paisajes de la memoria en hojas en blanco.
Escribir es tantear lugares desconocidos con la palabra,
es cambiar horas de nuestra propiedad por horas de universo.
Escribir es abreviar lo infinito y dilatar lo breve.
Escribir es cazar ideas con redes de grafito.
Escribir es ser alquimitas,
y transformar un racimo de palabras en yemas de oro.

.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Poesía 326

La belleza no se pierde, se oculta tras los daños. Muy pocas veces tiene que ver con los años.

.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Poesía 325: Caminar y seguir

Caminar y seguir

No pasa nada, estoy viva.
Dibujo caracolas en las pausas de los sueños
y no vuelvo a mirar atrás.

No pasa nada, amanezco.
Coso mis tirantes al día y camino erguida
de sol y viento.

No pasa nada, crezco.
Y elijo, elijo, elijo, sonreír a los lobos,
caminar y seguir,
seguir,
seguir.

.

martes, 23 de noviembre de 2010

Poesía 324: La tristeza

La tristeza

La tristeza separa, avería sistemas,
derrumba edificios, deforma semblantes,
anega los campos, suicida pestañas.

La tristeza encoge los hombros y espaldas.
Es azul de hielo, es de añil y amarga.

La tristeza te busca en mitad de la noche,
hace cortos tus pasos, al final te detiene.

La tristeza envenena los pozos,
las cosechas se pierden.
Si la dejas te vence
y hace surcos de invierno
en tu mente cansada.

La tristeza es un charco que ha mojado tus alas.

.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Poesía 323: Sentirse del mundo entero

Hola! La poesía de hoy está basada en una persona real que ví el otro día en un reportaje en la tele, parte me la he inventado, pero lo que sí me impresionó fué la sabiduría de esta persona y eso es lo que he querido contar hoy. Muchos besos, hasta mañana!

Sentirse del mundo entero

Yo soy de la parte oscura
de la luz del mediodía
(me dijo con cuatro dientes,
desparramado en el suelo,
el vino de compañero),
lo que más vale en la vida,
virtud de todo señor,
es la sinceridad llana,
si eres tú el más sincero,
podrás caminar erguido
aún cuando falte el dinero
y te fallen los amigos.
El secreto siempre es ese
para lidiar con los días,
seas tú mago, torero,
político, policía,
infante o señor mayor,
di siempre lo que te nazca
de dentro del corazón.

Le miro con la certeza
de que es una alma muy vieja
que ha elegido su destino,
sus ojos son dos feroces
verdades con dos pupilas
plenas de sabiduría.

¿Me permite otra pregunta,
y ya sigo con mi viaje?

Dígame usted señorita.

¿No quisiera usted tener
techo sobre la cabeza,
un buen plato de lentejas
en su barriga vacía,
y una cama muy mullida
para poder descansar
de tan maltratada vida?

Yo ya tuve todo eso,
(el viejo así me contesta),
pero el techo se cayó
las lentejas se quemaron,
y la cama envejeció
por el poco uso dado.

Prefiero tener la calle,
los jardines, monumentos,
los bancos y las palomas,
pues me hacen sentir en casa
aunque el frío sea grande
aunque a veces ya no aguante
en la espalda el duro suelo...
¡la verdad es que es muy grande
sentirse del mundo entero!

Muchas gracias caballero
y que dios a usted le guarde.

No necesito a ese dios
ni a nadie que se parezca,
mi dios se llama don tinto
y lo tengo siempre cerca.

.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Poesía 322: Deidad

Deidad

Existes al fín o eres tú quimera,
sombra de un legado, o estrella que mira,
hombre o mujer, que el pueblo ardiente admira,
idea, solución, patrón que espera

la triste rendición del alma entera
que vive sin defensa ante la ira
en páramo de sombra y de mentira
con sólo de la muerte compañera.

Acaso seas tú tan solo utopía
promesa y esperanza que buscamos
en tierra, mar y cielo de agonía.

Desde el principio así nos engañamos
y en triste, lenta, amarga letanía
la misma sombra siempre presenciamos.

.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Poesía 321: Origen

Origen

Piedra,
rayo,
sombra
y
tierra,
soy,
mi ser se fraguó con ellos,
por ellos soy
roca,
luz,
fuego,
uni-verso.

.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Poesía 320: Breve realidad

Hola! Para la poesía de hoy me he inspirado en los poemas de Carmen Camacho, una poeta y narradora de Jaén, os recomiendo sobre todo su libro Minimás (Ed. Baile del sol, 2008), a mi me encanta!
Muchos besos y hasta mañana!

Breve realidad

Hoy todo es náusea de hipotecas y hambre de poesía.

.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Poesía 319: Ángel de los versos

Ángel de los versos

Ángel que me iluminas con tu mirada,
con tu fuerza, en cada paso calmado,
en cada paso fundido en los pedazos
de mi ser.

Y yo
hambrienta de calles y hebras
suicido palabras sobre cauces
que nunca terminan.

Este azul pájaro
este pájaro azul
que me adivina,
vuela sin alas
y se entretiene en las arterias
de mis versos,
se alimenta del marfil de mis ojos
vuela sin alas
para acercarse un poco más a mí
y poder al fin prestármelas.

.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Poesía 318: Olvido

Olvido

Debajo, muy debajo
de la tierra que pisamos
los dinosaurios sueñan
con verdeados prados
y ellos que eran huella
gigantesca
también yacen bajo ella.
Pisadas olvidadas.

¡¿Qué seremos nosotros?!

.

martes, 16 de noviembre de 2010

Poesías 317: Libertad

Libertad

Desafía la púrpura gravedad
aquella hoja que veo sobre las cabezas
de la gente, puedo oír su libertad como oigo
el sonido del tráfico a mi espalda,
la vorágine de asfalto en el vértice
de mi cuello.

Intento estar ajena a todo eso
en este parque diagonal, pequeño
y escaso, donde los pájaros imitan
ambulancias y los árboles buscan
su propio pulmón.

Pero aquella hoja… me recuerda
a mí cuando era niña,
lejana de tonos grises infecundos,
con solo el azul del mar y azul del cielo,
y una ráfaga de aire.
Nada más.

.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Poesía 316: Principio de cargas

Hola! Puede que el poema de hoy os suene algo, jejej, sí me he basado en el Principio de Arquímedes, pero dándole un giro diferente cambiando sólo algunas palabras.
Besos, hasta mañana!

Principio de cargas

Toda alma sumergida en una materia experimenta un empuje vertical y hacia abajo igual al peso de la mochila no desalojada.

.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Poesía 315: Ausencia

Ausencia

Es verdad este ónix de silencio
y esta serpiente de colillas
en la almohada.
Nieve de infierno,
tu ausencia,
como un enjambre artero
convertido
en trazas de una niebla entre los huesos.

.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Poesía 314: Venideros

Venideros

Insignia del mundo un día
aventurados locos que traerán la luz entre sus manos,
que se atreverán a desafiar los límites de mármol
con inauditos brazos de fuerza arrolladora,
abrazados a las volutas de humo de vuestros sueños
ingeniaréis una oculta realidad,
perplejos de una existencia abrumadora
os veréis retados por la impune constelación
de bolsillos remendados
y océanos rotos.

Seréis ojos y brazos y latidos desnudos
soñadores de paisajes benévolos,
llevaréis a los altares de la vida
otra forma de traducir el universo.

.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Poesía 313: Dormida

Dormida

Nací dormida, crecí dormida,
anidé dormida en las cáscaras
del cielo,
bajo la ventisca de los sueños
caminé dormida,
navegué dormida, barajé dormida
las cartas de mi suerte,
abracé, bailé dormida,
exploré ríos y salidas del camino
habitual, dormida.

Ansié dormida despertar
despierta en el sueño de la vida.

.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Poesía 312: Cuerpo deshabitado

Cuerpo deshabitado

Estás hecho de oros circulares
y pájaros abrasados
de lujuria,
amantes de fragor amarillo,
capaces de atravesar mi cuerpo
deshabitado sin ti.

Abrasas,
y en esta ruta
aventuradas alas en tu espalda me esperan.

.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Poesía 311: Deseo

Deseo

En el pabellón de la noche
solo el fuego de una vela arde,
cautivada por el paraíso
de luces que invaden la vieja llanura del cielo,
arde la llama, dulce, arrobada,
extasiada, arde, arde
y solo quiere ser de nuevo aire
para volar y, al llegar a esos fanales,
ser ascua recibida en la lumbre
de los dioses.


.

martes, 9 de noviembre de 2010

Poesía 310: Evitable

Evitable

Coche
colegas
bebida
risas
dueño del chino
problemas
adiós
azul
dinero
playa
mano
niña
guitarra
comisura
libertad
bebida
soy invencible
canciones
calor
más horas
música
deseo
noche
más bebida
mareo
risas
coche
problemas
curva
sombras
inerte
suelo.

.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Poesía 309: En esta hora azul

En esta hora azul

En esta hora azul
los sueños se engrandecen,
la memoria se vuelca entre nosotros,
los versos revelan aguas de cumbre,
y llegan a nosotros soplos de claridad,
en esta hora prendida al cielo
de noviembre
los ángeles abren sus brazos
y puedes escuchar su luz.

Una hora azul
en la que dejar de intentar existir
y existir profundamente.

.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Poesía 308: Artificial

Artificial

No aguardo las poesías nacidas
en vértices de promoción y capitales,
no aguardo los libros que crecen
entre deseos desfondados y sacos
rotos por el ansia.
No aguardo la herencia de aquellas
palabras escritas bajo el acero refulgente
de la guillotina del debo,
(no es que quiera, es que debo).
¿Se puede pedir al río que dé más agua?
¿Se puede pedir al desierto que sea más arena?

Frases estiradas como servilletas
de papel,
o graznidos guturales en versos minúsculos.

¿Y a la nube
se le puede pedir que sea más nube?

.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Poesía 307: Espira

Espira

Nada nuevo hay bajo el sol

nihil novum sub sole

nothing new under the sun


ni aún la nada.

.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Poesía 306: Piratas

Piratas

El cocococodrilo
la jijijijirafa
el grigrigrigrigrillo
jugaban a piratas.

YO SOY EL CAPITÁN
decía el cocodrilo,
YO OTEO EL HORIZONTE
decía la jirafa,
YO SOY EL TIMONEL
decía el negro grillo.

Las nubes se concentran,
las velas se levantan,
el cielo ya está gris,
¡se acerca una tormenta!

El cocodrilo grita:
¡SUBID AHORA EL ANCLA!
La jirafa asustada
el cuello no levanta
y el grillo muy tranquilo
a su amiga le canta:

POR BABOR Y ESTRIBOR
VIAJAREMOS SIN TEMOR,
POR BABOR Y ESTRIBOR
ESTE VIAJE ES EL MEJOR.

Ya canta la jirafa
diciendo al miedo adiós:

POR BABOR Y ESTRIBOR
VIAJAREMOS SIN TEMOR
POR BABOR Y ESTRIBOR
ESTE VIAJE ES EL MEJOR.

El cocococodrilo
la jijijijirafa
el grigrigrigrigrillo
jugaban a piratas.


.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Poesía 305: Mundo animal

Mundo animal

De ninguna manera te permito
afilar tus uñas en ninguna de las partes de mi cuerpo,
búscate otra muñeca-rascador,
otro material de células muertas,
otro juguete desteñido que se ofrezca
a afilártelas, e incluso hacerte la manicura.

Todo lo has perdido, ahora,
que te has atrevido a morder mi mano
cuando todavía no había decidido ponerte
el bozal,
pensándolo estaba.

.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Poesía 304: Feliz no merienda

Feliz no merienda

Juega la comida con los comensales
y el cerdo habla con su boca de manzana,
las sillas se sientan sobre sus patas traseras,
y comienzan la no merienda,
llueve en un lado de la mesa,
en el otro lado las uvas maduran bajo un sol
con cara de caballo.
Se sumerge el chocolate en los bizcochos
y la tarta corta en pedazos los cubiertos
para repartirlos…

Shhhh, Alicia ha vuelto a dormirse
y el dichoso conejo vuelve a llegar tarde.

.

martes, 2 de noviembre de 2010

Poesía 303: Conocimiento vs corazón

Conocimiento vs corazón

Con algunos libros mantenemos una relación más cercana
que con cualquier familiar,
amamos a algunos libros más que a cualquier amigo,
hablamos más íntimamente con ellos que con cualquier pareja,
los libros nos hacen llorar
encontrar soluciones,
algunos libros callejean por nuestro subconsciente
nos desarman con sus argumentos,
los abrazamos,
mantienen nuestra cordura
o a veces la desatan llevándonos hasta
el purgatorio más temido.

Los libros son extraños hasta que susurras su título
entonces ya os han presentado, libro-tú, tú-libro,
los libros atienden, encuentran cosas, otras veces
las pierden a propósito para que las busques
entre sus hojas.
Amados libros, osados libros, ardientes libros,
que habitan en la biblioteca de tu boca.

Estallan libros en mi cabeza a veces, sobre todo
cuando estoy a punto de dormirme,
cuando la censura ya se ha ido a la cama,
la crítica interior está dormida
y el sábado noche acaba de producirse
en mi mente-sala de baile,

pero,
a pesar de todo,
todo lo que yo quiero saber no está en los libros,
ni tampoco en google,
ni siquiera en las líneas de mis manos,
todo lo que yo quiero saber está
en el profundo
y antiguo
aroma
de
las
rosas.

.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Poesía 302: Monstruo inventado

Hola! Una poesía infantil para este día de resaca de esa fiesta de origen celta pero que han popularizado los americanos. Besos, hasta mañana!

Monstruo inventado

Gigante verdoso
pelo enmarañado
ojos de lagarto
manos de cartón,
joroba en su espalda
pelos en los dedos
cabeza de rata
cola de escorpión,
olor de mofeta
pies descomunales
dientes de dragón,
así es el monstruo
que en las noches veo
en mi habitación.

Cuando la luz entra
por la puerta abierta
descubro que el monstruo
es mi propia silla
donde he dejado
tirada la ropa
¡toda en un montón!

.